Uso del agua

Sistemas de fontanería

En la propia instalación y en los accesorios de consumo de agua potable se puede actuar de manera muy efectiva con medidas como:

• Grifos y duchas de bajo caudal. En el mercado existen muchos sistemas sencillos que acoplados a los grifos reducen el caudal saliente. Estos sistemas pueden reducir el caudal de un grifo desde 15-17 l/min hasta 3-4 l/min dependiendo del caso.

• Temporizadores para grifos. Indicado especialmente para lavabos y duchas de acceso público. Evitan que el grifo quede abierto por accidente pero puede producir un derroche ya que no se puede parar a voluntad.

• Detectores infrarrojos para grifos. Indicado especialmente para lavabos de acceso público. Es el sistema más eficiente aunque requiere un mayor mantenimiento y un mayor gasto de instalación.

• Cisternas de doble descarga. Los inodoros antiguos tenían una sola descarga de alrededor de 10 litros, en los modernos podemos elegir entre una descarga pequeña de 3 litros y otra grande de 6 litros dependiendo del uso. En servicios públicos es importante que el pulsador no lleve a equívocos entre que botón sirve para cada propósito, que según  los modelos puede ser confuso.

• Inodoros masculinos. Habitualmente usados en baños públicos son muy eficientes, incluso existen algunos modelos que no usan agua. Para uso privado existen ya modelos en el mercado de tamaños y estéticas muy atractivos.

• Recirculación de agua caliente sanitaria. Estos sistemas evitan desperdiciar el agua mientras esperamos a que salga el agua a la temperatura deseada. Dependiendo de donde se encuentre el sistema de calefacción de agua este gasto puede ser muy importante. En edificaciones nuevas, donde es obligatorio la instalación de placas térmicas para calentar el agua, la distancia suele ser mayor , pues deben colocarse en el exterior de la edificación. 

Existen dos tipos de recirculación:

-Agua caliente constante. Mantiene el agua caliente en el sistema de manera constante. Cuando la temperatura del agua baja el sistema se activa y la recircula. El acceso al agua caliente es instantáneo por lo que es un sistema muy cómodo, aunque requiere un mayor consumo de energía.

-Agua caliente a demanda. El sistema solo recircula el agua cuando vayamos a usarla hasta que la temperatura sea la adecuada. El acceso al agua caliente no es instantáneo pero requiere un menor consumo de energía.

 

Diseño y riego de jardines

El riego de los jardines puede suponer un gran gasto de agua, por ello el estudio y el diseño detallado de las zonas ajardinadas es esencial para su uso racional. Se actuará en los siguientes aspectos:

texto5• Elección de las especies adecuadas. La elección de especies adecuadas al clima de la zona es especialmente importante para un consumo  moderado de agua. Además se evitará derrochar recursos en especies que nunca terminarán de desarrollarse satisfactoriamente o incluso que mueran y haya que reemplazarlas. También hay que tener en cuenta el cuidado necesario para su mantenimiento, pues una planta que necesite muchos cuidados en manos de una persona inexperta o con poca dedicación terminará provocando que esta no sobreviva.

• Distribución de las especies. A la hora de distribuir las especies es conveniente agruparlas por necesidades hídricas en lo que se denominan hidrozonas. Esto ayudará a una mayor eficiencia en el riego ya que al poner especies de alto consumo con otras de bajo consumo es más difícil aportar el agua necesaria a cada una, regando demasiado una o poco la otra.

Esto es especialmente visible después de una lluvia, la planta con más consumo se quedará sin agua antes que la de bajo consumo. Si regamos en ese momento (ambas se encuentran en la misma línea de riego) estamos aportando agua a la especie de más bajo consumo de manera innecesaria. Si por el contrario esperamos a que la especie de menos consumo no tenga agua disponible, la otra especie ya llevará unos días sin agua.

• Otras medidas en el diseño. Además de las especies y su agrupación existen otras medidas para disminuir el gasto de agua en el jardín, como el uso de un suelo adecuado, usar mulching o diseñar zonas de gravas decorativas, en definitiva aplicar en la medida de lo posible la denominada xerojardinería.

Una vez diseñado el jardín debemos asegurarnos que cada planta reciba la cantidad de agua adecuada y de una manera eficiente. Para esto se realizará lo siguiente:

• Diseño de la red de riego. Se realizará en función de los consumos de cada planta, tipo de agua utilizada y características del suelo. Esto permitirá que todas las plantas reciban un caudal de riego acorde a sus necesidades. Se aportará a su vez información y una metodología para que la red pueda ser modificada posteriormente sin alterar su eficacia.

• Automatización. Para realizar las operaciones de riego de una forma eficaz y cómoda se automatizará de modo que podamos ajustar pormenorizadamente los tiempos y frecuencias de riego, así como regar en las horas más adecuadas y sin que deba estar presente ninguna persona. 

• Asesoramiento para las operaciones de riego (calendarios de riego personalizados). Se facilita una información detallada de los consumos del jardín, de la respuesta de estas a los factores meteorológicos y de las capacidades de retención de agua del suelo tras una lluvia, todo esto resumido en un calendario de riego personalizado que orienta en tiempos y frecuencias de riego. Si las operaciones de riego se lleva a cabo por personal especializado se provee de toda la información necesaria para realizar un balance de agua en el suelo diario y poder ser aún más eficientes.

 

Calendario de riego
Calendario de riego.
 

Control de la evaporación en masas de agua artificiales

La evaporación es un proceso físico que se produce por el simple hecho de que una masa de agua, que tiene una humedad del 100% está en contacto con el aire que tiene una humedad inferior y la naturaleza tiende a equilibrarlo. Cuanto más diferencia de humedad haya (un aire más seco) mayor evaporación habrá.

La evaporación de agua desde superficies libres es un factor que hay que tener muy en cuenta. Un metro cuadrado de piscina, estanque o fuente gasta más agua por evaporación que el césped más exigente. Por tener un orden de magnitud en el norte de España se evaporan de media unos 1.000 litros por metro cuadrado hasta los 2.000 o más de zonas como las cuencas del Ebro, Tajo,  Guadalquivir o Segura. Una piscina pierde en estas zonas por evaporación más de una vez su propio volumen al año. Estos gastos hay que tenerlos en cuenta a la hora de diseñar estas zonas de aguas libres y existen maneras de paliar estas pérdidas.

Evaporación media anual
Mapa de evaporación media en España.
 

• Resguardarlas del viento. Uno de los factores que más afecta a la evaporación es el viento. El aire húmedo provocado por la evaporación sobre el agua es desplazado por culpa del viento y sustituido por aire más seco, lo que provoca una mayor tasa de evaporación. Como medida paliativa se puede instalar las masa de agua en zonas resguardadas o establecer vegetación que le sirva de parapeto.

• Cubrirlas. Si se trata de piscinas cuya función es el baño en épocas de calor puede optarse por instalar una cubierta para los meses en los que no se usa. Si se instala adecuadamente evita por completo la evaporación, además evita que caigan hojas y sustancias que hagan proliferar las algas, reduciendo considerablemente las operaciones de limpieza, que muchas veces constituyen un gasto de agua y ahorran tiempo y productos químicos. Existen muchos modelos en el mercado, desde lonas fijas, lonas móviles que se recogen de manera sencilla, o estructuras duras que permiten disfrutar de la piscina, incluso en invierno.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR